Mostrando todos los resultados 4

Show sidebar

Vinoteca Caviss SN130KBE4

623,75 499,00
Vinotecas Clase A

Vinoteca Caviss SN130KBE4

  • Color negro
  •  L x h x d 50 x 85 x 55 cm
  • Clase A
  • 30 botellas
  • Una zona de temperatura

Vinoteca Caviss SLE118SBE

699,00 599,00
Vinotecas Clase A

Vinoteca Caviss SLE118SBE

  • Bajo consumo
  • Monotemperatura
  • 18 botellas
  • Dimensiones desempaquetado: 82 x 29,5 x 57,2 (cm)
  • Encastrable bajo encimera

Vinoteca Caviss SN238KBE4

761,25 599,99
Clase A

Vinoteca Caviss SN238KBE4

  • color negro
  • bajo consumo
  • 38 botellas
  • altura x anchura x profundidad en MM (852x550x538)
  • dos temperaturas

Vinoteca Caviss SLE 123 TBE4

1.085,00 649,00
Vinoteca Caviss SLE123TBE4 Clase A Vinoteca Caviss SLE 123 TBE4
  • Clase Energética A
  • Vinoteca Encastrable en Columna de cocina
  • Modelo Integrable
  • Dimensiones:
    • Anchura : 59 cm
    • Profundidad : 56.3 cm
    • Altura : 45.5 cm
  • 60 litros

Vinotecas Pequeñas

Las vinotecas pequeñas suelen ser las predilectas de muchas personas. Hay que recordar que los vinos en ocasiones son costosas y no siempre se puede tener gran cantidad de ellos. Por otra parte, son ideales para ambientes domésticos donde no se requiere almacenar muchas botellas. Por ello, es una de las vinacotecas más pedidas por clientes que son fanáticos de la enología, pero que solo desean degustar en compañía de selectos grupos de amigos o familiares.

¿Deseas tener una vinoteca? ¿Tienes solo unas pocas botellas para iniciar una colección más grande? ¡Perfecto! Ningún coleccionista de vinos empezó con una bodega para él solo. Un largo camino empieza con un primer paso. Una gran colección de vinos principia con una pequeña cantidad de botellas. Por ello, las vinotecas pequeñas suelen ser ese objeto inicial que tienen los enólogos al iniciarse en el campo de la cultura vinícola.

Hay que tener en cuenta otro aspecto. Cuando se hace referencia a cavas climatizadas de este rango se suele incluir: vinoteca 4 botellas, una vinoteca 6 botellas, vinoteca 8 botellas y hasta el caso de una vinoteca 12 botellas. Esta es la cantidad de vinos que alguien puede tener en la cocina de su hogar y destaparlos en ocasiones espaciales. Otros, hacen extensiva la clasificación de neveras pequeñas a una vinoteca 16 botellas e incluso hasta una vinoteca 18 botellas. Todo depende de la marca y de los criterios de catalogación.

Muchas veces los rangos que diferencian a una vinacoteca considerada pequeña, de otra mediana o de las más grandes son variantes. En general, las que oscilan entre 4 y 20 botellas suelen ser catalogadas como pequeñas. Las medianas son las que acogen un promedios entre las 21 y las 100 botellas.  A partir de la centena, se considera que existen las llamadas vinotecas grandes, que son para comercios o bodegas de índole mayorista.

En dado caso, cuando hablamos de vinotecas pequeñas no solo nos referimos a que tienen un poco cantidad de envases de vino en interior. También, a que ocupan menos espacios. De hecho, las que albergan 4, 6 y hasta 8 botellas pueden ser muebles de sobremesa. Esto significa que pueden colocarse encima de un mobiliario o tope, sin necesidad de instalarlos o se ubiquen de manera independiente. Como se puede notar, son fáciles de ubicar. ¡Esa es una ventaja!

A diferencia de las cavas de gran tamaño, sucede que las vinotecas pequeñas son muy cómodas para ser colocadas en cualquier lugar. No se necesita apartar un espacio amplio, ya que se puede aprovechar cualquier rincón para disponerlas. Esto hace que sean perfectas para ambientes reducidos o lugares donde no se tenía prevista su localización. Ideales para quienes empiezan con el mundo de la vinicultura, o simples amantes de beber un vino ocasional.

Por otra parte, sucede que una vinoteca de reducido tamaño tiene una peculiaridad: tiende a ser más elegante que una mediana y una grande. ¿Por qué sucede esto? Pues, gracias a que sus dimensiones moderadas hacen que tengan una imagen sencilla, fácil de contemplar de un solo vistazo. A esto se añade que son fáciles de encastrar en muebles o nichos de pared, pues las vinotecas pequeñas tienen un volumen fácil de acoplar a cualquier ambiente o estructura previa.

Se añade otra de las bondades de este tipo de cavas climatizadas en el renglón del precio. No se puede negar que son vinotecas baratas. ¡Es lógico que sea de esa manera! Al ser pequeñas implican menos cantidad de material y por ende son más económicas. Igualmente, atañen menos costes en su traslado. No se necesita de un transporte grande para llevarlas a la residencia del comprador. Al embalarlas, solo son un paquete de dimensiones manejables.

Otro rasgo de las vinotecas pequeñas es son menos sonoras que las grandes o medianas. Esto sucede porque tienen un compresor más reducido. No requieren un equipamiento mecánico complejo, ni un motor de excesiva sonoridad para lograr mantener los vinos a una temperatura propicia. Gracias a ello, pueden ser colocadas en lugares como oficinas, por ejemplo. De esa manera, no causan perturbación sonora de ningún tipo en el ambiente donde se ubican.

Lo antes dicho influye notablemente en toda vinoteca eléctrica. Además de la cantidad de ruido que genera el compresor, también hay que tener en cuenta el consumo de corriente. Sucede que una vinoteca debe estar siempre conectada. ¡Así de simple! Es igual a un refrigerador. Por ende, mientras más pequeña sea, menos energía eléctrica conlleva. Se trata de un factor que trae consigo la posibilidad de ahorrar dinero en el aspecto energético.

Todo lo antes dicho nos deja en claro que las vinotecas pequeñas tienen varias ventajas. Este tipo de cava no solo es una vinoteca barata, sino que aporta varias ventajas.  Por ello, al comprar vinoteca es una de las primeras opciones que la gente busca. A esto se añade que siempre están disponibles. Usualmente las vinotecas más grandes no suelen estar en stock. Se fabrican bajo pedido, ya que son menos los clientes que las solicitan.

Gracias a lo antes dicho, siempre existe la posibilidad de comprar vinotecas pequeñas baratas. Es algo constantemente está en catálogo. Su disponibilidad es más que evidente. Hay que indicar que muchas veces este tipo de cavas son las predilectas en ciertas reuniones o eventos. Por ejemplo, es recurrente que una fiesta o agasajo se coloque una vinoteca pequeña como centro en las mesas, con dos o cuatro botellas de vino. Esto se debe a que son transportables.

El diseño de las vinotecas pequeñas es uno de los grandes retos para los fabricantes. Por eso, suelen hacerlas como si fuesen pequeñas joyas muy estilizadas. Suelen ser bastante minimalistas. Las predilectas son las empotradas en las cocinas, muchas veces colocadas bajo un tope de mármol o de granito. Es importante que tengan siempre el termostato a la vista, para supervisar que la temperatura sea siempre la más recomendada.

Si buscas vinotecas pequeñas, has llegado al sitio indicado. Podemos darte las mejores opciones para que guardes tus valiosos vinos. Ponte en contacto con nosotros ahora mismo.